Victoria sufrida del Pre-Mini con altibajos en el juego

JAVIER ROMERO –  CB Sant Celoni – AB Premià – Los pupilos de Eric y Adrián se enfrentaban este sábado a un equipo que por los números de la clasificación parecía ser bastante similar en cuanto a competitividad.

El equipo local empezó el partido muy enchufado con algunas canastas fáciles ante la falta de intensidad defensiva de los de Premià. A ello se le sumaba el que los PreMini del AB Premià no encontraban la manera de jugar de la forma ágil que les había caracterizado en anteriores partidos.

No obstante, para que los chicos reaccionaran, Eric se vio obligado a utilizar los segundos entre tiempos e incluso solicitó un tiempo muerto para recordar conceptos, reordenar ideas y alentarlos a dar un paso adelante en el juego.

El partido fue tan intenso que hasta en las gradas había “seguidores” a los que les empezaban a faltar uñas pues los cuartos fueron muy igualados excepto el séptimo, en el que el equipo local empezaba con una ventaja de 6 puntos que parecía, a priori, otorgarles una inminente victoria ante los premianenses.

Fue en ese último cuarto en el que apareció la “garra” del equipo visitante. Tanto fue así que antes de finalizar el tiempo reglamentario, habían recuperado 3 de los 6 puntos de desventaja al inicio del mismo, pero en una jugada enmarañada, acabó recibiendo un balón Biel, que sacó un tiro poco ortodoxo pero con una efectividad tremenda y que supuso una canasta de 3 puntos que todos celebramos efusivamente.

Finalmente el árbitro pitó el final del 8º cuarto con un marcador de 39 a 39 y los jóvenes deportistas se enfrentaban a una situación extraña para ellos: una prórroga. Pero desde el inicio del último cuarto, los de Eric ya habían pisado fuerte el acelerador no solo para empatar el partido sino para seguir con la misma tónica en la prórroga y llevarse finalmente el partido por un ajustado 39-42.

Este partido fue vivido con mucha intensidad desde todos los lados de la pista tanto dentro, banquillo y jugadores de campo, como desde las gradas. El resumen es simple: victoria sufrida sin buenas sensaciones en el juego. Eric así se lo hizo saber a los chicos al finalizar el encuentro pues estaban exultantes de alegría, pero se habían dejado en el transcurso de los minutos del partido parte del ADN que Eric y Adrián están imprimiendo en estos chicos.